Henn na Hotel [crónica de un geek en Japón]

Por ciertas razones del destino (laboral) me tocó ir a Hong Kong y de regreso decidí que, si ya había realizado un viaje tan largo, bien valdría la pena tomar una desviación en el regreso a México y parar en el Henn na Hotel, este famoso alojamiento donde la tecnología es parte clave en la experiencia del huésped (robots, sensores, etc.).

Este peculiar hospedaje se encuentra en un lugar llamado Huis Ten Bosch, por lo que mi ruta comenzó al salir de Hong Kong hacia Fukuoka, cerca de Nagasaki. Al llegar al aeropuerto me tocó tomar el metro hacia la estación de tren, donde transbordaría a otro con destino a Huis Ten Bosch, que por cierto significa “casa en el bosque”.

Ahora suena fácil, pero este trayecto fue bastante pesado: tres horas de vuelo, otras tres de trenes y unos 30 minutos caminando (con frío y cargando maletas).

Nadie dijo que el camino al futuro sería sencillo o que sería para cualquiera 😉

Pero por fin había llegado a la última estación… Y ahí tendría que caminar unos 15 minutos hasta el destino final. ¡Ya casi! Pero para esa hora, eran como las 8:00 PM, ya estaba soplando un viento bastante frío y estábamos a unos 5 °C.

Les comparto este video en 360° de la experiencia en el lobby del Henn na Hotel.

Y el disclaimer para evitar sorpresas.

Después de llegar a mi habitación, decidí salir a caminar, y cuál fue mi sorpresa al descubrir que el famoso parque era una réplica de una ciudad holandesa… pero con un estilo bastante peculiar.

Pero bueno, no nos desviemos del asunto… Y para no seguir escribiendo, qué mejor que vean ustedes mismos lo que les estoy contando.

Y con este post hacemos el cierre oficial del intento blog por este 2016 ¡Qué venga lo mejor para este 2017 y nos vemos en el futuro!

Un abrazo…
Manuel de la Torre

 

2 thoughts on “Henn na Hotel [crónica de un geek en Japón]

  1. Soy tu fan amigo…lo que mas impresiona no es que vayas a lugares súper raros y vivas experiencias súper diferentes…es que seas feliz viajando solito y no te de el ataque de soledad jaja.
    Abrazos y gracias por compartir…esperamos el nuevo blog!

     
    • Bueno, llevo ya un rato viajando solo, y te vas acostumbrando. Además ayuda de manera personal el tener tiempo para uno solamente; reencontrarse, pelearse, retarse, descubrir, etc.. Lo que si se extraña, es que cuando ves cosas muy chingonas, claro que hace falta tener alguien con quien compartirlas o platicarlas en el momento (y creo que es una de las partes que me motiva a escribirlas)

       

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *