Una entrevista sobre Bitcoins en Efecto.TV

Hace una días, mi estimada Elsa Rentería aka “La Jaiba” me invitó a compartir con su audiencia algunas ideas y fundamentos de los bitcoins, así como parte del entorno que rodea a esta tecnología; 15 minutos no son suficientes, pero creo que sirven para dar una intro y seguir profundizando en el tema.

Saludos

http://www.efekto.tv/entrevistas/que-son-y-como-operan-las-bitcoins/

Bitcoin: subirse o sólo ver pasar el tren (a máxima velocidad)

Seguro si estás leyendo esto es porque:

  1. Quieres comprar Bitcoins y no te gustaría perder esta gran oportunidad de hacerte rico usando tu tarjeta de crédito sin formar parte de un multinivel.
  2. Porque ya tienes Bitcoins y no está de más escuchar otros puntos de vista, claro, para refutarlos y recalcar que, por ignorantes, tus amigos siguen siendo pobres.
  3. Porque estás interesado en entender este tema de moda, que se escucha desde las series de Netflix, hasta en las noticias.
  4. Porque estás atorado en el tráfico, o mejor aún en una reunión en una junta con 10 compas y no se ve la luz.

Creo que quien más le sacará provecho a esta nota, es si estás en la opción 4, o máximo 3.

Ahora, vámonos por partes: ¿Qué son los Bitcoins ?

Es un instrumento ideado para intercambiar pagos entre las personas, sin necesidad de un intermediador bancario (que tiene un costo). Los Bitcoins son un activo digital, es decir no hay monedas físicas, y para esto intentaré hacer una explicación muy simplificada de cómo funcionan. Imagina tu cuenta de monedero electrónico donde tienes tus puntos, esos puntos al final del día son una moneda que sirve para poder comprar, esos podrían ser Bitcoins, solo que, a diferencia del monedero, los Bitcoins no dependen de ninguna empresa, ni para su generación, ni para su intercambio entre las personas, digamos que es un sistema de puntos “abierto” y cada quien guarda sus puntos en una cartera digital “wallet” que vive en su celular o computadora. Esta cartera tiene un número único, como si fuera el número de cuenta de banco, y se comparte para que se hagan transferencias.

Esta tecnología de pagos surgió en 2008, pero es hasta estos últimos años que ha tomado relevancia dada la volatilidad y crecimiento del precio del Bitcoin.

Los Bitcoins se obtienen en los “Exchanges” que son sitios de internet donde a través de una transferencia bancaria o tarjeta de crédito puedes comprarlos y los transfieren a tu “wallet”. Al final del día es como si tuvieras otra divisa en tu poder. Y si en su momento sube el Bitcoin o necesitan hacerlo dinero, ahí mismo hacen el movimiento de venta, y se paga el Bitcoin a como esté el tipo de cambio, el cual se define por un efecto de oferta – demanda.

Lo que ha vuelto el tema de los Bitcoins de moda, es su volatilidad, ya que es muy grande como podrán ver en la gráfica.

Es por eso que muchos insisten, invitan o recomiendan invertir en Bitcoins para lograr un rendimiento acelerado. Pero de igual manera, hay otros detractores, y creen que el precio está inflado y que no tarda en tronar la burbuja. Pero no debemos olvidar que estamos en un mercado regido por la oferta demanda, así que la única forma de que esto truene es si más gente quiere vender que comprar.

Hay que considerar que dado este momento del Bitcoin,  no sólo debería ser visto desde un mero punto de especulación financiera (comprar – vender) sino en el crecimiento de su adopción y uso en el día a día por más gente, eso considero yo, le daría mayor soporte y fortaleza como un mecanismo de intercambio de bienes más sólido.

Por cierto, al momento de escribir esta nota el precio de un Bitcoin estaba en 11,000 US, y al terminarla estaba en 15,000 US (en 3 días el 36%).

Me preguntan si considero que el precio seguirá subiendo, y yo creo que… bueno antes de dar mi opinión, vean esta gráfica, la cual se genera en Google según el volumen de búsquedas que contienen estas palabras:

Y si la pegamos con la del precio del Bitcoin, se vería así:

La correlación no determina causalidad, pero si nos da elementos para soportar que el “mercado está caliente” y nos deja claro que estamos en un mercado de compradores (hay mucho interés en adquirir Bitcoins) y al existir una alta demanda, el precio sube.

Así que mejor, saquen sus conclusiones y si están dispuestos a entrarle, solo recuerden que mientras más alta es la subida, más dura es la caída, pero que el que no arriesga no gana 😉

Saludos

Manuel

*Quiero agradecer a @michoacano por sus observaciones previas a la publicación de este post, y creo que lo mejor es que hiciéramos un video donde podamos compartir nuestros puntos de vista con ustedes a mayor profundidad. ¿Cómo ves @michoacano le entras?

Turo.com (el Airbnb de los autos) o cómo renté un Aston Martin por 200 USD

Hace unas semanas viajé a San Francisco para asistir a un evento de criptomonedas (cryptocurrencies), pero más allá de hablar ahora de ese escabroso tema, quiero contar mi experiencia al utilizar #Turo. ¿Qué es Turo? Bueno, esta empresa es como el #Airbnb de los autos, así es, justo como lo estás pensando. Son personas como tú o como yo que registran su auto en la plataforma y cuando alguien viaja a ese destino busca los autos disponibles ¡y ya está! Hay una amplia variedad para elegir y rentar.

Así que me registré en la plataforma y después de buscar sobre una amplia variedad de autos, pasando por todo tipo de marcas top (Mercedes, Range Rover, Tesla, BMW, Jaguar, etc…), encontré esta joyita de auto: Aston Martin V8 rojo, convertible…

Aston Martin

Así que apliqué para el auto y ¿qué creen que pasó?

¡Venga, dijo que sí! Estoy seguro de que mi foto de perfil le dio confianza a este pudiente y peculiar chavo, dueño del Aston Martin.

Así que ya estaba todo listo para dar un gran brinco después de andar en bicicleta en mis dos últimos viajes. Este vehículo sí que fue una gran evolución.

Al llegar al aeropuerto de SanFran SFO, envié el mensaje de texto para avisar que había llegado su gallo y que estaba listo para que pasaran por mí.

Enviaron un Lyft (competidor de UBER) para llevarme a donde tenían el Aston Martin.

Hay dos formas de que te entreguen el auto:

  1. Te citas con el dueño en algún lugar y ahí se hace la entrega.
  2. En algunos lugares tienen un estacionamiento con varios autos (me imagino que serán los de alta rotación) y ahí te llevan para hacer la entrega, como en mi caso.

Ahí un encargado de Turo.com te lleva para realizar la entrega y revisar los detalles que pueda tener el auto, ya que por ser tan delicados cualquier rayón puede ser motivo de una discusión, así que vale la pena dejarlo en claro antes.

Y los detalles que se encuentran quedan documentados en imágenes (las cuales serán enviadas a las dos partes, al dueño y a ti).

Después de este sencillo proceso, es momento de partir.

¡Qué gran experiencia!

Pero bueno, todo tiene su final, y regresar el auto es casi tan fácil como ir por él (lo difícil es desprenderte del Aston Martin). Al llegar al estacionamiento de Turo, una de las personas que trabajan ahí toma fotos de cómo lo entregaste, las cuales son enviadas a las dos partes vía correo electrónico.

Y si existiera algún problema por exceso de kilometraje, golpes o rayones, ni cómo decir que no (pero afortunadamente todo acabó sin problemas).

Bajo la perspectiva con la que me gusta evaluar este tipo de modelos de negocio y su correspondiente experiencia como usuario (CX), lo resumo en:

  • Useful: Sí resuelve un problema de movilidad para quien quiere rentar un auto con una mayor variedad que las arrendadoras tradicionales, además de conseguir un mejor precio. Por cierto, Turo.com trabaja con una aseguradora, la cual al realizar la reserva se hace cargo de los daños.
  • Usable: A través de la app o el sitio de Turo.com puedes inscribirte en la plataforma, sólo es cuestión de registrar una tarjeta de crédito y listo. Y como el modelo de negocio es muy similar a Airbnb, resulta muy sencillo entender el proceso.
  • Delightful: La amplia variedad de autos y modelos que muy probablamente no encuentres con facilidad en las arrendadoras tradicionales es, desde mi perspectiva, lo que hace que esta plataforma sea la referencia del #airbnb de los autos. Además, al momento de entregarte el auto se aseguren de que quedes tranquilo y satisfecho con lo que te estás llevando, y no están buscando qué más venderte ni pretenden espantarte con seguros y ventas extras.

En fin, tiempo de un break.

Saludos desde SanFran.

Amsterdam, sus bicicletas y un geek

De nuevo en Europa, esta vez a Amsterdam, al evento del IBC 2017, donde se presentan todos los temas relacionados con broadcast digital y entretenimiento online. Pero esta vez no hablaré del evento, sino de una de las experiencias paralelas que se viven en Amsterdam de día (de noche no, porque este es un blog para todo público).

En el capítulo anterior hablaba sobre mi experiencia de rentar bicis bajo el modelo de suscripción, pero para mi sorpresa, aquí en Amsterdam, existe el modelo onDemand (sólo pagas por el tiempo que la uses). Quieres una bici y estás cerca de ella… ¡tómala, papá! O camina y ve por ella, ya que están dispersas por toda la ciudad, sin estaciones oficiales para estacionarlas o recogerlas, sólo aparcadas en la calle.

Así que madrugamos para perseguir la chuleta (esta vez en bicicleta), les comparto parte de la experiencia.

Bajo la perspectiva con la que me gusta evaluar este tipo de tecnologías y mi correspondiente experiencia como usuario (CX), lo resumo en:

  • Useful: Sí resuelve un problema de movilidad para quien no quiere usar transporte público, auto o simplemente quiere hacer algo de ejercicio y no tiene una bici a la mano.
  • Usable: A través de una App puedes registrarte en la plataforma (no hay que ir a alguna oficina o dejar documentos), sólo es cuestión de registrar una tarjeta de crédito y listo. Lo único tedioso fue cuando intenté ingresar una tarjeta VISA y no pasó, después una MasterCard y tampoco; pero con AMEX el proceso fluyó sin problema.
  • Delightful: Sólo pagas por el tiempo que la uses, y como la ciudad es un desorden bien organizado, siempre encontrarás una bici cerca de ti. Además de que ayudas al medio ambiente, quemas algunas calorías, y en algunos casos, hasta puedes llegar a sudar la cruda (dicen).

Y bueno, el día termina y comienza la noche. ¡Vámonos!

Saludos desde el futuro

Bicicletas, apps y geeks en Oslo (parte 1)

Generalmente cuando viajo me gusta explorar las ciudades saliendo a correr por las mañanas para identificar puntos de interés tal vez no tan convencionales y tener otra perspectiva de las ciudades. Esta ocasión cambió la rutina, afuera de mi hotel en Oslo, había un rack de bicicletas para rentar (sin mayor novedad, ya que en muchos lugares hay).

Me acerqué y revisé el proceso de renta. Ahí me comenzó a gustar la idea, ya que para hacerlo se requería una app (Bysykkel), que era la encargada de desbloquear la bici.

La instalé, agregué mi número de tarjeta de crédito, mi número de teléfono y listo, a conocer Oslo en dos ruedas.

Algo interesante del sistema es que sólo puedes usar la bici por 45 minutos y luego debes estacionarla. Si te pasas del tiempo se te penaliza con un cobro extra en la cuota por día y así garantizan un cierto nivel de disponibilidad para los usuarios.

La ventaja es que hay tantas estaciones para dejarla que no es mayor problema. Sólo abres la app y ves cuál estación tiene espacio disponible.

El proceso funciona igual a la inversa (para recoger una bici), por ejemplo, estás en la Ópera de Oslo y quieres ir a otro lugar: abres la app y localizas la estación más cercana a ti, donde existan bicis disponibles.

Este modelo de negocio basado en suscripción, te permite N viajes menores de 45 minutos incluidos en el periodo que elegiste y resulta interesante por la base de suscriptores que pagan su “fee” mensual o semanal.

Desde la perspectiva que me gusta evaluar estas implementaciones de experiencias de usuario (CX) y tecnología diría:

  • Useful: sí resuelve un problema de movilidad para quien no quiere usar transporte público, auto o simplemente quiere hacer algo de ejercicio y no tiene una bici a la mano.
  • Usable: a través de un app, puedes registrarte en la plataforma (no hay que ir a ninguna oficina y dejar papeles como en CDMX),  sólo es cuestión de una tarjeta de crédito y listo.
  • Delightful: desde la perspectiva del servicio/producto, las bicicletas son ligeras y además  hay múltiples estaciones para recoger/entregar tu bici y sacarle jugo a la plataforma, no importa si eres turista o local.

Así que bueno, a seguir dando el rol.

¡Saludos, banda!

Manuel de la Torre

@diosnegro @iainteractive