Blockchain, criptomonedas y elecciones 2018 en México ¿Cómo podemos aplicar un proceso de transformación digital para tener una elección libre de hackers, fraudes y demás sorpresas?

Actualmente existen 3 temas de los que escuchamos mucho en el entorno de negocios, tecnología y la realidad que vivimos en el país; blockchain / criptomonedas / elecciones 2018 en México.
Es por eso, que he decido hacer este video para compartir con ustedes un caso de uso donde se integran estos conceptos de una manera práctica y aterrizada a nuestra realidad.

Gracias por su tiempo para verlo y espero sus comentarios.

Saludos

Manuel

</p

Amsterdam, sus bicicletas y un geek

De nuevo en Europa, esta vez a Amsterdam, al evento del IBC 2017, donde se presentan todos los temas relacionados con broadcast digital y entretenimiento online. Pero esta vez no hablaré del evento, sino de una de las experiencias paralelas que se viven en Amsterdam de día (de noche no, porque este es un blog para todo público).

En el capítulo anterior hablaba sobre mi experiencia de rentar bicis bajo el modelo de suscripción, pero para mi sorpresa, aquí en Amsterdam, existe el modelo onDemand (sólo pagas por el tiempo que la uses). Quieres una bici y estás cerca de ella… ¡tómala, papá! O camina y ve por ella, ya que están dispersas por toda la ciudad, sin estaciones oficiales para estacionarlas o recogerlas, sólo aparcadas en la calle.

Así que madrugamos para perseguir la chuleta (esta vez en bicicleta), les comparto parte de la experiencia.

Bajo la perspectiva con la que me gusta evaluar este tipo de tecnologías y mi correspondiente experiencia como usuario (CX), lo resumo en:

  • Useful: Sí resuelve un problema de movilidad para quien no quiere usar transporte público, auto o simplemente quiere hacer algo de ejercicio y no tiene una bici a la mano.
  • Usable: A través de una App puedes registrarte en la plataforma (no hay que ir a alguna oficina o dejar documentos), sólo es cuestión de registrar una tarjeta de crédito y listo. Lo único tedioso fue cuando intenté ingresar una tarjeta VISA y no pasó, después una MasterCard y tampoco; pero con AMEX el proceso fluyó sin problema.
  • Delightful: Sólo pagas por el tiempo que la uses, y como la ciudad es un desorden bien organizado, siempre encontrarás una bici cerca de ti. Además de que ayudas al medio ambiente, quemas algunas calorías, y en algunos casos, hasta puedes llegar a sudar la cruda (dicen).

Y bueno, el día termina y comienza la noche. ¡Vámonos!

Saludos desde el futuro

Conociendo la experiencia de CMX VIP, vía su app (Cinemex Miami junio 2017)

Después de terminar unas reuniones de trabajo, aproveché para darme un tiempo e ir a conocer la incursión de Cinemex en USA: CMX. Ellos tienen, entre otras cosas, una aplicación móvil como la que desarrollamos para Cinépolis®, que vende boletos y alimentos. Y aunque ya la habíamos analizado, era momento de ver cómo se integra a los procesos del cine, que siempre es una de las zonas retadoras.

A continuación, el proceso para realizar la compra de un boleto y pedir una fresca chela para el calor que nos acompaña.

Una de las primeras observaciones es que el catálogo de productos está muy reducido (tal vez a los productos más pedidos) y no ofrece distintas presentaciones.
Pero bueno, listo con mi boleto (aunque la integración con UBER no funcionó), ¡vámonos!

CMX está en un nuevo centro comercial muy moderno: Brickell City Center.

Y bueno, llegó el momento de hacerla de mystery shopper para entender qué pasa detrás de la app.

Cuando llegué, me recibió una hostes y me preguntó si ya tenía boletos, le comenté que sí, que estaban en mi teléfono, y me dijo que era necesario ir a la taquilla para cambiarlos por papel, ¿en serio? Bueno, me formé y me dijo la señorita de la taquilla que, como había comprado alimentos en mi reserva, me debía de dar otro recibo (no sé para qué, pero bueno), y me comentó que al entrar a la sala le dijera al de la puerta que había pedido alimentos por Internet, para asegurarme de que no se fueran a olvidar de mí.

Como aún faltaban unos 40 minutos, vi un llamativo bar adentro, por lo que procedí a continuar con mi investigación y tomar mis notas desde la barra, un poco desangelada, pero surtida.

Lo que me llamó la atención fue una gran pantalla, donde además de anuncios, ponían cortos de las películas, como para ir calentando motores.

Y bueno, llegó el momento de entrar a la sala y, siguiendo las instrucciones de la taquilla, le comenté que había pedido mi orden por Internet, vio mi papelito y me dijo: “Pásele, joven”, o algo así.

Las salas no son nada espectaculares, comparadas con los Cinépolis Luxury Cinemas (aún le falta a estos chavos), pero cumplen, son cómodos lugares.

A los 15 minutos llegaron con mi chelita y unas palomitas gratis, de hecho, pensé que era un error, pero no, me comentaron que eran de cortesía.

Ya entrados en la película había que probar otro proceso: pedir alimentos durante la función, y dado que la variedad era reducida, en comparación con el menú completo impreso, la pizza me hizo ojitos, así que la pedimos.

Y en 20 minutos ya había llegado mi orden. Nunca se les recordará por las pizzas, pero no era mala.

La película llegó a su fin y con ella, también mi rol de mystery geek shopper.

Creo que los de CMX están haciendo un mejor trabajo comparado con que hace Cinemex en México, moviéndose con mayor velocidad y  salido de su rezago tecnológico de cara a la experiencia del cliente.

La tecnología mejora como primer punto de contacto el engagement con sus visitantes, pero el momento de la verdad es cuando se interactúa con los procesos para lograr una experiencia integral, por eso es muy importante estar alineados entre lo que se quiere hacer, lo que se puede y lo que se hace.

Saludos

Manuel

 

Vista Customer Conference 2017 – New Zealand – IA interactive

Esta es mi cuarta vez en Nueva Zelanda asistiendo al evento de la empresa VISTA (plataforma de software para operar cines). Cada dos años esta empresa realiza un evento donde sus clientes y partners asisten para conocer la dirección y prioridades de la empresa, tanto sus nuevos productos como las mejoras previstas para productos existentes.

Y como el trabajo se realiza mejor en duplas, del equipo de IA interactive asistió también el Dr. Pepe Toño, gran amigo y sediento guerrero geek experto en estos temas.

Como bienvenida, nos invitaron a un coctel en el Museo de Auckland, donde después de unas palabras de su CEO, Murray Holdaway, nos presentaron la danza local, mientras los tragos y la música comenzaron a fluir. ?

 

 

Hoy martes, cuando iniciaron las conferencias, de nuevo escuchamos a Murray, quien nos compartió el proceso de evolución de la compañía.

Actualmente cotizan en bolsa ASX:VGL y cuentan con casi 40 por ciento participación de mercado. No cabe duda que son los líderes.

 

 

Para soportar este crecimiento se han apoyado en algunas adquisiciones ? y en nuevas unidades de negocio.

Han crecido casi el triple en los últimos cinco años, principalmente en su equipo de desarrollo, lo cual incluso me parece poco para el crecimiento que tienen y las nuevas necesidades de los territorios en los que están entrando.

 

 

Nosotros, en tanto, estamos siempre atentos y en busca de ideas que nos inspiren mejoras, nuevas plataformas o simplemente comparativas para visualizar dónde estamos.

Y para dar continuidad al equilibrio cuerpo-mente, un poco de ejercicio no cae mal, así también aprovechamos para explorar la ciudad.

Saludos desde el fin del mundo.

Manuel
@diosnegro

Henn na Hotel [crónica de un geek en Japón]

Por ciertas razones del destino (laboral) me tocó ir a Hong Kong y de regreso decidí que, si ya había realizado un viaje tan largo, bien valdría la pena tomar una desviación en el regreso a México y parar en el Henn na Hotel, este famoso alojamiento donde la tecnología es parte clave en la experiencia del huésped (robots, sensores, etc.).

Este peculiar hospedaje se encuentra en un lugar llamado Huis Ten Bosch, por lo que mi ruta comenzó al salir de Hong Kong hacia Fukuoka, cerca de Nagasaki. Al llegar al aeropuerto me tocó tomar el metro hacia la estación de tren, donde transbordaría a otro con destino a Huis Ten Bosch, que por cierto significa “casa en el bosque”.

Ahora suena fácil, pero este trayecto fue bastante pesado: tres horas de vuelo, otras tres de trenes y unos 30 minutos caminando (con frío y cargando maletas).

Nadie dijo que el camino al futuro sería sencillo o que sería para cualquiera 😉

Pero por fin había llegado a la última estación… Y ahí tendría que caminar unos 15 minutos hasta el destino final. ¡Ya casi! Pero para esa hora, eran como las 8:00 PM, ya estaba soplando un viento bastante frío y estábamos a unos 5 °C.

Les comparto este video en 360° de la experiencia en el lobby del Henn na Hotel.

Y el disclaimer para evitar sorpresas.

Después de llegar a mi habitación, decidí salir a caminar, y cuál fue mi sorpresa al descubrir que el famoso parque era una réplica de una ciudad holandesa… pero con un estilo bastante peculiar.

Pero bueno, no nos desviemos del asunto… Y para no seguir escribiendo, qué mejor que vean ustedes mismos lo que les estoy contando.

Y con este post hacemos el cierre oficial del intento blog por este 2016 ¡Qué venga lo mejor para este 2017 y nos vemos en el futuro!

Un abrazo…
Manuel de la Torre